sábado, 26 de septiembre de 2009

SERGIO JAUBERT Y EL ASESINO DEL METRO BALDERAS.

EL ASESINO DEL METRO BALDERAS.
VÍCTIMA DE "BUJERÍA".



El ex­per­to mues­tra una ejem­plar de LA PREN­SA con el ros­tro del ase­si­no.

25 de septiembre de 2009
En­ri­que Her­nán­dez, Texto y foto

Luis Fe­li­pe Her­nán­dez, el ase­si­no del Me­tro, pu­do ser víc­ti­ma de la bru­je­ría, "exis­ten ca­sos don­de un es­pí­ri­tu ma­lig­no se apo­de­ra de la men­te de una per­so­na, pro­vo­cán­do­le es­te ti­po de con­duc­tas", ase­ve­ró Ser­gio Jau­bert, ex­per­to en des­ci­frar el com­por­ta­mien­to y los ras­gos de in­di­vi­duos.

Du­ran­te una en­tre­vis­ta rea­li­za­da en su es­tu­dio, el au­tor de va­rios li­bros en­tre ellos, "Los Se­cre­tos del Ros­tro pa­ra Sal­var la Vi­da", ex­pli­co que hay ca­sos don­de se ha­bla de la po­se­sión, "sa­be­mos que exis­ten yer­bas o al­go que le lla­man bru­je­ría, ha­cen que las per­so­nas pre­sen­ten sín­to­mas de lo­cu­ra y que fue­ra de sí, sean ca­pa­ces de rea­li­zar ac­tos re­pro­ba­bles co­mo el que vi­vi­mos el pa­sa­do vier­nes en la es­ta­ción del Me­tro Bal­de­ras" los cua­les po­drían lla­mar­se "hé­roes ur­ba­nos", re­cal­có Jau­bert.

De acuer­do con la ex­pre­sión de su mi­ra­da -di­jo el in­ves­ti­ga­dor- nos es­tá se­ña­lan­do que es una per­so­na que tien­de a te­ner ideas fi­jas, que es ob­se­si­vo y sus­cep­ti­ble.

Re­cal­có que sus ras­gos coin­ci­den con per­so­nas que han te­ni­do con­duc­tas ex­tra­ñas o vio­len­tas, las cua­les de ma­ne­ra fá­cil se pue­den sa­lir de la rea­li­dad.

No obs­tan­te acla­ró que la con­duc­ta cri­mi­nal pue­de te­ner va­rios orí­ge­nes, por ejem­plo, en el ce­re­bro exis­te una amíg­da­la (que son co­mo pe­que­ñas al­men­dri­tas), una de ellas co­no­ci­da co­mo la de la fu­ria, que pue­de ser afec­ta­da por un gol­pe, por un tu­mor o sus­tan­cias quí­mi­cas, fac­to­res que de­sen­ca­de­nan una con­duc­ta co­mo la que pre­sen­tó Luis Fe­li­pe Her­nán­dez.

Re­sal­tó que la ofen­sa que re­ci­bió Luis Fe­li­pe, por no ser aten­di­do por ser­vi­do­res pú­bli­cos pa­ra dar a co­no­cer sus de­man­das, en con­tra de va­rios pro­ble­mas en la so­cie­dad, le ori­gi­nó sen­ti­mien­tos de frus­tra­ción, in­dig­na­ción, de una men­ta­li­dad ya al­te­ra­da por con­se­cuen­cia de di­ver­sas cau­sas.

No obs­tan­te que los es­tu­dios que se le han rea­li­za­do lo de­fi­nen co­mo una per­so­na nor­mal, que no es­tá lo­co, la rea­li­dad es que el dis­pa­rar a dies­tra y si­nies­tra con­tra las nu­me­ro­sas per­so­nas que es­ta­ban in­de­fen­sas en los an­de­nes no es cier­ta­men­te una con­duc­ta nor­mal, si­no de quie­nes se en­cuen­tran en un es­ta­do de lo­cu­ra. En su ros­tro es apre­cia­ble una ex­pre­sión de la mi­ra­da de al­guien que se ha­lla fue­ra de la rea­li­dad, ase­ve­ró el má­xi­mo es­pe­cia­lis­ta en la in­ter­pre­ta­ción de ros­tros.

El in­di­vi­duo pue­de sa­ber lo que es­tá ha­cien­do, mas no abri­ga sen­ti­mien­to al­gu­no de cul­pa da­do que pa­re­cie­ra ha­ber per­di­do el fre­no mo­ral y el te­mor a las con­se­cuen­cias de sus ac­tos.

"Ima­gi­na que es­tá sien­do jus­to en sus ac­cio­nes ho­mi­ci­das con­tra per­so­nas in­de­fen­sas, a quie­nes per­ci­be co­mo sus ene­mi­gos. La con­duc­ta cri­mi­nal pue­de ser mo­ti­va­da, más que por un cla­ro en­ten­di­mien­to, por una fa­lla en el fun­cio­na­mien­to ce­re­bral, el cual pue­de ser pro­du­ci­do por di­fe­ren­tes cau­sas o ti­pos de sus­tan­cias que pro­du­cen una dis­tor­sión de la rea­li­dad.

Su ros­tro po­dría te­ner al­gu­na se­me­jan­za zoo­ló­gi­ca con los ga­llos de pe­lea, de acuer­do con sus ojos re­don­dos y su na­riz se­mia­gui­le­ña. Es­te ti­po de per­so­nas sue­len ser ma­dru­ga­do­res, tra­ba­ja­do­res, de reac­cio­nes rá­pi­das e im­pre­de­ci­bles; les agra­dan las se­mi­llas, los fi­deos y el es­pa­gue­ti, vi­ven in­ten­sa­men­te sus emo­cio­nes, sue­len ser pe­leo­ne­ros, al­ha­ra­quien­tos, ob­se­si­vos, ner­vio­sos y an­to­ja­di­zos, vi­ven de pri­sa, gus­tan del co­lor ro­jo y las ca­mi­sas con ra­yas, re­cal­có Ser­gio Jau­bert.
Publicidad

domingo, 20 de septiembre de 2009

CONSIGNAN A LUIS FELIPE HERNÁNDEZ CASTILLO.

CONSIGNA LA PGJDF AL PRESUNTO HOMICIDA LUIS FELIPE HERNÁNDEZ CASTILLO.
multihomicida de la estación del metro balderas en la ciudad de méxico.




Delitos: Dos homicidios calificados y tentativa de homicidio.

En cuanto al delito de portación de arma de fuego se hizo desglose al Ministerio Público Federal.

Fue ingresado al Reclusorio Preventivo Oriente.

Luis Felipe Hernández Castillo fue consignado esta tarde al Reclusorio Preventivo Oriente, acusado de dos homicidios calificados y tentativa de homicidio, en hechos ocurridos la tarde del viernes pasado en el interior de la estación Balderas del Sistema de Transporte Colectivo.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), a través de la Fiscalía de la Agencia Central de Investigaciones, precisó que en cuanto al delito de portación de arma de fuego se enviará el desglose correspondiente al Ministerio Público Federal.

De igual manera se hizo el desglose relativo a los delitos de lesiones y daño en propiedad ajena.

Todos los dictámenes periciales han sido integrados a la averiguación previa FACI/72/274/09-09, que se entregó al Juez en turno del Reclusorio Preventivo Oriente.

sábado, 19 de septiembre de 2009

BALACERA EN LA ESTACIÓN BALDERAS DEL METRO DE LA CIUDAD DE MEXICO EL 18-SEPTIEMBRE-2009.




El viernes 18 de septiembre, el andén de la estación de Metro Balderas fue la escena de una balacera que dejó a dos muertos y varios heridos. ¿Cómo ocurrió la tragedia?

Una crónica fotográfia para entender paso a paso, etapa por etapa, cómo fueron dándose los hechos, desde el momento en que el protagonista de la historia realizó una pinta en un andén del metro con pistola en mano, hasta que tras los trágicos acontecimientos, las autoridades capitalinas dieron parte de los hechos y anunciaron nuevas medidas de seguridad.
Con pixelografía proporcionada por cuartoobscuro,Notimex,IJS News,la Prensa, y msn prodigy;se intenta reproducir el acontecer de este día trágico en una espiral de violencia sin sentido.





A las 17:15 horas del viernes 18 de septiembre, hora pico en el Metro de la Ciudad de México, se registró una balacera dentro de la estación Balderas de la línea 3, en dirección de Indios Verdes.




En plena hora pico, el andén se encontraba lleno de gente que al escuchar la primera detonación comienza a correr desesperadamente. Un policía se había acercado al agresor, para pedirle que dejara de pintar en la pared del andén. El hombre armado contestó con un disparo.



Tras haberle propinado cuatro disparos al policía, que lo privaron de la vida, Un empleado de la Secretaría de Seguridad local, que se transportaba en el metro, trató de desarmar al agresor pero también fue recibido a tiros.




A pesar de recibido impactos de bala, el ciudadano continuó forcejeando con el agresor durante varios segundos. Finalmente, un tiro en la cabeza terminó con su vida.



Tras haber disparado a varios que intentaron desarmarlo y haber asesinado a dos personas, el hombre conocido ahora como Luis Felipe Hernández Castillo, se escondió en el convoy para recargar su arma. Al interior del vagón, el hombre apuntó contra varios pasajeros, al mismo tiempo que lanzaba consignas contra el gobierno y decía que actuaba en nombre de Dios. Segundos antes, salió al andén para recoger su mochila, en la que guardaba el arma al ingresar a la estación del Metro.




Las cámaras de vigilancia muestran que en medio de fuegos cruzados, elementos de la Policía Judicial cercaron el vagón hasta que lograron someterlo y sacarlo del lugar.




Luis Felipe Hernández Castillo fue detenido y llevado en una patrulla al Hospital Rubén Leñero por una herida de bala en el hombro derecho. Fue dado de alta alrededor de las 20:00 horas. De ahí, el sujeto fue trasladado a la Agencia 50 del Ministerio Público donde rindió declaraciones.Se trata de Luis Felipe Hernández Castillo, de 38 años, es originario de Lagos de Moreno, Jalisco, y cursó estudios de veterinaria por la Universidad de Guadalajara.




El policía que perdió la vida fue identificado como Víctor Manuel Miranda Martínez y el civil que falleció como Esteban Cervantes Barrera, de 58 años, originario de Valle de Chalco, Estado de México .




La balacera generó caos y decenas de personas sufrieron crisis nerviosas. Fueron atendidas a las afueras de la estación por los paramédicos.




Algunas de las estaciones de la Linea 3 del Metro fueron cerradas al público durante varias horas.




Al interior del andén, elementos de seguridad del Metro, así como agentes judiciales y policías capitalinos resguardaban la escena de la tragedia para investigarla.




En una conferencia de prensa encabezada por el Jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, el Procurador General de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, se encargó de describir los hechos, mientras que el secretario de salud del DF, Armando Ahued dio detalles del estado de salud de las personas lesionadas.



La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) anunció que desde este sábado la vigilancia en las 175 estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, se reforzó con mil 50 elementos, además de que se harán revisiones aleatorias a algunos pasajeros mediante detectores de metales.


La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) consignará a un reclusorio al sujeto que la víspera mató a dos personas en la estación Balderas del Metro pese al estado mental en el que se encuentre.

En entrevista, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Miguel Angel Mancera Espinosa, informó que será a mas tardar mañana cuando se ejercite acción penal contra Luis Felipe Hernández Castillo por el delito de homicidio calificado.

El procurador capitalino confirmó que se practicaron exámenes psicológicos al detenido, pero confirmó que los resultados estarán a disposición del juez que quede a cargo del caso, y él será quien defina la situación jurídica del inculpado.

"Los dictámenes en psiquiatría y en psicología no son rápidos, por lo que nosotros ejercitaremos acción penal por los hechos ya comprobados, y será en el trayecto del proceso judicial donde se compruebe si efectivamente está afectado o no de sus facultades", indicó Mancera.

Confirmó que en su declaración ante la autoridad ministerial, Hernández Castillo reconoció que asesinó a un policía y a un civil, asegurando además que "no se arrepiente", pero al momento de justificar la acción incurre en argumentos contradictorios, algunos políticos y otros religiosos.

"El refiere además que actuó solo, que llegó el miércoles a la ciudad. Dice que es una persona que se dedica al campo en el estado de Jalisco, pero de cualquier forma nosotros estamos investigando alguna relación con alguien más", expuso.



Mancera asistió al homenaje que la Secretaría de Seguridad Pública local realizó en honor del policía bancario industrial Víctor Manuel Miranda Martínez, quien fue abatido ayer durante el tiroteo junto con el civil Esteban Cervantes Barrera.

lunes, 14 de septiembre de 2009

MADRE TORTURADORA.


Arisbeth Dolores Palacios Olivera sostiene el cable de la grabadora que utilizaba en sus abusos.

LE QUEMABA LOS GENITALES A SU HIJO DE 3 AÑOS DE EDAD.

14 de septiembre de 2009,con información del diario de Colima:
"El Occidental".

Villa de Alvarez, Col., 13 de septiembre (OEM-Informex) .- Una vez que el Ministerio Público titular de la Mesa Tercera de esta localidad, agotó la integración de la averiguación previa, puso a disposicion de la juez de lo penal de una persona del sexo femenino que responde al nombre de Arisbeth Dolores Palacios Olivera, por su probable responsabilidad en la comisión de los Delitos de Homicidio calificado en grado de tentativa, Así como por violencia intrafamiliar, en agravio de su menor hijo de tres años.

La probable responsable Fue Detenida por elementos de la ppje, luego que una trabajadora social del Hospital Regional Universitario informó que el pasado 10 de septiembre a dicho nosocomio había ingresado un menor golpeado y con quemaduras en varias partes de su cuerpo.

De igual forma expreso Que Fue la propia progenitora Arisbeth Dolores Palacios, quien lo llevo para su atención médica, a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja.
Acto seguido, el Ministerio Público acompañado por agentes de la ppje se trasladaron al nosocomio señalado y luego de confirmar lo expresado por la denunciante y al entrar en contradicciones la progenitora del niño, sobre la supuesta caída del menor, ordeno su detención y traslado a las instalaciones de la PGJE en la Villa de Alvarez.

En su confesión Arisbeth señaló que cuenta con 29 años edad, es originaria de Armería y vecina de la calle Tekuán, Colonia Villa Izcalli, en Villa de Álvarez, madre soltera, tiene dos hijos, el alcalde de Tres años (Víctima) y una de nueve meses.

VERSIÓN INICIAL al ser cuestionada, la probable responsable señaló que había llevado un su hijo a bordo de una ambulancia al hospital para que recibiera atención médica Porque a decir de ella el niño el pasado 6 de los corrientes se había subido a un árbol que hay en su Casa y cayó de cabeza, pero no le dio Importancia hecho.
El al 10 de septiembre a las 6:00 horas, el menor despertó y le dijo que le dolía mucho la cabeza y luego se desmayo, por lo que de inmediato Llamó al 066 para pedir ayuda y minutos Después llegó la ambulancia.Al ser cuestionada sobre las quemaduras que presentaba en el cuerpo su hijo, cayó en contradicciones.

HECHOS REALES:
Señaló que la probable responsable como su hijo es muy berrinchudo Inicialmente le pegaba con la mano, pero su Amasio Le dijo que lo hiciera el alcalde con fuerza e INCLUSO le Propuso que le colocara un cable de una grabadora en un extremo dos clavos para provocarle quemaduras en su cuerpo.
Dijo que este tipo de castigo lo iniciaron desde el pasado mes de julio del año en curso , es decir, en complicidad con su pareja (prófugo) y esto lo hacian Cada Que el menor tenia un berrinche o no obedecía.
Asimismo, manifestó, los clavos se los colocaban en DIVERSAS partes del cuerpo, de ahí las quemaduras que presenta tanto en sus partes íntimas como en los glúteos y que espalda.Señaló EN OCASIONES su Amasio era el que le Hacía esto al menor, Mientras ella tomaba en sus brazos a su hija de nueve meses y se Salía a la calle para no escuchar los gritos y llanto del niño.

De igual forma señaló que en una ocasión en complicidad con su pareja requemaron un encendedor con uno de sus pies y luego lo Hicieron con una herramienta de acero caliente.

Arisbeth señaló que en otras ocasiones tanto ella como su pareja aventaban al niño contra La comparación con toda la Intención que se golpeara en la cabeza.

Manifestó la responsable probable que esto lo hace con el niño Porque le recuerda al papá de él, quien la abandono Cuando salió embarazada, además Porque Estaba casado, y "Deseo que Mi mejor Hijo no existiera ".

Señaló que el pasado 7 de los corrientes su pareja antes de irse A trabajar le habló al menor, Este se acercó y luego lo Comenzó a golpear con pies y manos en DIVERSAS partes del cuerpo, además de darle los toques con el Cable finalmente lo azotó contra la pared, luego se fue su Amasio A su trabajo.Al día siguiente el menor Comenzó a llorar ya Decirle que le dolía la cabeza, por lo que lo traslado en una ambulancia al Hospital Temor por y a que la descubriera dijo A LOS doctores que su hijo se había caído de un árbol pero no es verdad.

Finalmente, expresó: "no me interesa mi hijo, no me importa lo que le pase, lo desprecio y Sería mejor mi vida si no hubiera nacido" .

El Gobierno del Estado a Través de la Procuraduría General de Justicia Continuará trabajando todos los días Para lograr la captura de quienes en el pasado o el presente han Cometido hechos delictivos que vulneren los Valores Fundamentales de la sociedad en que vivimos, dando muestra con ello de que en Colima, no habrá impunidad.Se hace un llamado a la población en general para que Denuncie MANERA DE anónima hechos delictivos a la PGJ A LOS TELEFONOS gratuitos: 01-800-581-L770, 01-800-506-8360, Así como al 01-800-830-6415 de Atención a Víctimas y Prevención del delito.

sábado, 12 de septiembre de 2009

LENGUAJE NO VERBAL Y LA VICTIMIZACIÓN.El estudio Grayson/Stein

Porqué todo el mundo se mete conmigo? Estudiando el proceso de selección de víctimas

Brenda se sentía incómoda cuando estaba sola en público y se cuestionaba su habilidad para protegerse. Estaba cansada de ser el objeto de frases obscenas, avances no solicitados y manoseos en el metro y los micros. Era constantemente abordada y molestada por gandallas y borrachos en las calles hasta que decidió hacer algo sobre esto.
se apuntó a una clase de defensa personal en un centro cultural y social del IMSS,estaba decidida a terminar con que la gente quería mancharse con ella;quería aprender a defenderse y solucionar sus miedos y problemas de una vez por todas. Alguna vez al subir un puente en Pantitlán sintió que alguién la seguía entonces ella comenzo a apresurar el paso y con los latidos cardiacos a cerca de 120 por minuto y ese sudor frío q recorria su cuerpo de repente se acordó de su entrenamiento y se erguió camino a paso firme tens sus puños,paró y volteo a ver al tipo que la seguía,de repente este mono bajo su velocidad y solo se detuvo a mitad del puente y se volteó abortando así alguna idea de acción que tendría en contra de mi amiga.
Ella se sorprendiÓ cuando él se quito la capucha de su sudadera y se quedó en el puente parado mientras ella siguió su camino,bajÓ por las escaleras y se fué a su casa. sorprendentemente ella se ha preguntado por que este sujeto no la atacó o por que ya no continuo su avance.

Cuanto mas preparado estés para sortear una crisis, menos probable será que tengas que hacerlo; en combate urbano dicen que PREPARACIÓN ES IGUAL A PREVENCIÓN. La gente se acerca al entrenamiento en defensa persona por razones personales varias. A menudo es porque han sido burlados, acosados o víctimas en el pasado. A veces no lo han sido, pero les preocupa la posibilidad. La gente necesita sentirse a salvo. Es una necesidad fundamental de los humanos, también para la salud mental. Muchos psicólogos consideran la amenaza de la violencia universal como humana""fobia universal .

Un entrenamiento adecuado de defensa personal proporciona habilidad, forma física y autoconfianza. Los estudiantes se sienten pronto más cómodos con la idea de dar la cara a los que les atormentan A menudo, como en el caso de Brenda,los incidentes que previamente les flagelaban, simplemente dejan de suceder.

¿Porqué?
CRITERIO PARA LE SELECCIÓN DE VÍCTIMAS Los psicólogos saben desde hace años que los depredadores humanos eligen a sus presas basándose en las señales que emiten sus víctimas potenciales. En cuestión de segundos, el depredador siente quién es y quién no es un objetivo apropiado. Por cada víctima atacada, innumerables personas no lo son. ¿Cual es el criterio que utilizan los depredadores para seleccionar a sus víctimas.

¿Qué busca un criminal? Igual que un animal salvaje, el predador humano quiere una conquista fácil. No quiere complicarse la vida innecesariamente, ni hacer su trabajo más díficil o peligroso de lo que ya es. Buscará a quienes perciba como débiles, sumisos y que no sea probable que se defiendan. NO QUIERE RESISTENCIA y mucho menos que lo hieran.

Una señal de fuerza o desafío, ya sea flagrante o implícita, es suficiente a menudo para que abandone el proceso y busque una víctima mas "cooperativa". Si pueden evitarlo, los bravucones Y gandallas no pelean con gente que les pueda dar unos golpes,No seleccionarán a gente que se les enfrenté y les eché en cara su comportamiento. Los violdores, ladrones, acosadores,buscan a alguien que puedan dominar y controlar.

El estudio Grayson/Stein


En 1984 Se publico en la revista PSYCHOLOGY TODAY y en el diario WASHINGTON POST Los resultados de dos investigadores, Betty Grayson y Morris I. Stein,que llevaron a cabo un estudio para determinar los criterios de selección que aplicaban los depredadores cuando seleccionaban a sus víctimas.(1)
Grabaron a varios peatones en una acera concurrida de Nueva York sin que lo supieran. Después mostraron la cinta a convictos encarcelados por crímenes violentos (violación, asesinato, robo, etc.).
Les instruyeron para que identificasen a gente en la cinta que fuese blancos fáciles o víctimas apetecibles. Los resultados fueron interesantes. En menos de siete segundos, los participantes tomaban su decisión. Lo que sorprendió a los investigadores fue la consistencia de la gente que era seleccionada como víctima. El criterio no era aparente de primeras. Algunas mujeres pequeñas y delgadas no fueron elegidas.
Algunos hombres fueron seleccionados. La selección no dependía de raza, edad, tamaño o género. Ni siquiera los convictos sabían exactamente porqué habían seleccionado de la forma que lo hicieron.
Algunas personas simplemente parecían blancos fáciles. Parece ser que la mayoría del proceso de selección depredador/presa es inconsciente desde las perspectiva de ambos, el depredador y la víctima potencial. Análisis de vídeo Perdidos todavía en cuanto a los criterios específicos de selección, los investigadores analizaron en profundidad la forma de moverse y el lenguaje corporal de la gente en la cinta de vídeo.
Aquí hay un resumen de los resultados:
1.Pasos: Las personas seleccionadas como víctimas tenían un paso exagerado: anormalmente largo o anormalmente corto. Arrastraban, deslizaban o levantaban los pies de forma poco natural al caminar. Las no-víctimas, por otra parte, tendían a tener una paso suave y natural. Caminaban apoyando primero el talón y luego los dedos.

2.Cadencia:
Las víctimas tendían a caminar con una cadencia diferente de los que no lo eran. Normalmente, caminaban mas despacio que el flujo de peatones. Sus movimientos carecían de un sentido de deliberación o propósito. Sin embargo, un paso demasiado rápido puede proyectar nerviosismo o miedo.

3.Fluidez: Los investigadore notaron torpeza en el movimiento corporal de una víctima. Caminar a saltos, subiendo y bajando el centro de gravedad o vacilando de lado a lado al moverse se hizo aparente en las víctimas analizadas. Esto contrastaba con los movimientos mas suaves y coordinados de las no-víctimas.

4.Entereza:
Las víctimas carecían de "entereza" en su movimiento corporal. Columpiaban los bazos como si fuesen independientes y estuviesen separados del resto del cuerpo. Las no-víctimas movían el cuerpo desde su "centro" como un todo coordinado, comportando fuerza, equilibrio y confianza.

5.Postura y vista: Una postura encorvada es indicativa de debilidad y sumisión. Una vista baja implica preocupación y falta de atención al entorno. También puede ser percibido como sumiso alguien reluctante a establecer contacto visual.
Estos rasgos implican un blanco ideal para un depredador.

En su libro "El peligro de los extraños", el autor James D. Brewer cita a uno de los investigadores que llevaron a cabo el estudio anterior: "Grayson está convencido de que cuando la gente entiende como moverse con confianza, pueden "ser enseñados a caminar de esa formas y reducir substancialmente el riesgo de asalto"".

¿Cómo se aplica esto a la teoría de prevención? la teoría de "preparación es igual a prevención" cobra sentido. Los rasgos descritos anteriormente indican grados variados de equilibrio, coordinación y atención. Implican la vigilancia y el potencial de defenderse percibidos por una persona.

Dá click en el siguiente enlace donde muestro un video de la BBC de Londres y un grupo de guardaespaldas aporta opiniones al respecto de las vertientes antes señaladas y que coinciden aún con el paso de los años desde ese primer trabajo en cuanto al lenguaje NO verbal.

video


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y VIDEOGRÁFICAS. 1.Grayson, B. and Stein, MI (1984) Attracting Assault: Victims' Non verbal Cues. Journal of Communication 31 (1): 68-75.
2.BBC.CITIES LIFE.VIDEO 2006.Traducción de Canal 11 México 2007.

LINKS SOBRE FENOMENOS SERIALES Y CRIMINALES DEL IFP






Presentaciones en PDF
Link al servicio de descarga, carpeta comprimida: Crminlg PPT.zip incluyendo las presentaciones utilizadas en clase hasta "Modelos explicativos de orientación psicológica".




Nota: es probable que al descomprimir la carpeta se "vean" archivos con el mismo nombre de las presentaciones (p. ej. la presentación inicial "1,1 Def inic.pdf") con un punto y guión bajo al inicio: "._1,1 Def inic.pdf" (siguiendo el ejemplo).


Estos archivos NO ABREN, son generados por el sistema operativo, los archivos que SI ABREN son aquellos que no empiezan con el "._", el total de archivos útiles en la carpeta comprimida es de 10.
Link al servicio de descarga del archivo: Present 2.

zip





Sobre los "perfiles criminales" y la metodología del FBI, Godwin y Rosen presentan sus argumentos contra la imagen de los" homicidas en serie y los perfiladores made in Hollyood".




Sobre el "criminal nato": En este artículo publicado en 1979 se ofrece una revisión del trabajo de Cesar Lombroso, considerado como uno de “los iniciadores de la criminología”. Remarcando las limitaciones de lo publicado en la obra El hombre delincuente, Ruiz Harrell da, en la parte final del artículo, una brillante explicación de por qué aún se recuerdan, e inclusive se recurren, a las erróneas explicaciones sobre las “causas” de la criminalidad que Lombroso diera hace más de un siglo.

http://rapidshare.com/files/261455384/RH__Rafael.pdf.


Lecturas sugeridas


Aproximaciones a la destructividad humana narradas en primera persona; textos de Aldo Nove y Hernan Migolla:




Texto de Stefano Massaron sobre abuso sexual y otras formas de violencia:


http://www.megaupload.com/?d=1AP0TP7B



Películas recomendadas


Estas películas podrían ayudar al debate en clase:Sobre homicidio en serie:Monster. Comentario en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Monster_(pel%C3%ADcula)


Ciudadano X. Comentario en Wikipedia sobre Andrei Chikatilo:




Sobre violencia social y contra las mujeres:Viólame (Fóllame). Nota sobre la autora de la novela de la que se genera el guión:



Te doy mis ojos.




Sobre la prisión:El experimento. Nota en Wikipedia:





Carandirú. Nota sobre el director.


Sinopsis:

Lecturas sugeridas
Tres narraciones de trasgresión y delito."La soledad del corredor de fondo" de Allan Sillitoe:


"A los pinches chamacos" y "El miedo de besarla a usted" de Francisco Hinojosa:




Presentaciones en PDF - 2
Link al servicio de descarga del archivo: Present 2.zip


¿VICTIMA -VICTIMARIO?




Ya entrados en el 4o módulo sobre VICTIMOLOGÍA se vieron aspectos de la dinámica víctima victimario y los factores psicológicos y biológicos que juegan gran importancia en este tenor.




Por ello esta entrada aborda de manera dramática este aspecto donde los servidores públicos encargados de la ley y el orden se vuelven víctimas de una agresión cuando su "víctima" se convirtó en víctimario.
Con información del diario:
La Prensa,Sábado12 de septiembre de 2009 y la nota redactada del Reportero Grafico:Al­fre­do Ma­ga­ña.
Las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les y pre­ven­ti­vas bus­can afa­no­sa­men­te des­de ayer en la ma­dru­ga­da al lim­pia­pa­ra­bri­sas y "ma­ta­po­li­cías" que mo­ti­va­do por el odio con­tra ellos por­que lo de­tu­vie­ron por una fal­ta ad­mi­nis­tra­ti­va, de in­me­dia­to pen­só en la ven­gan­za, mis­ma que se le fa­ci­li­tó tras ser pues­to en li­ber­tad por el 31 juez cí­vi­co de Iz­ta­pa­la­pa, y por con­tar con la ayu­da de un cóm­pli­ce que lo su­bió en su mo­to­ne­ta pa­ra bus­car a los uni­for­ma­dos.

La agre­sión fue ca­li­fi­ca­da co­mo bes­tial por al­gu­nos tes­ti­gos, ya que am­bos uni­for­ma­dos per­te­ne­cien­tes al Sec­tor Oa­sis de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca ca­pi­ta­li­na, re­ci­bie­ron am­bos en sus cuer­pos al pa­re­cer un to­tal de 13 plo­ma­zos ca­li­bre .9 mi­lí­me­tros, que pro­vo­ca­ron la muer­te de uno de ellos a los po­cos mi­nu­tos, y el otro aún se de­ba­te en­tre la vi­da y la muer­te en el Hos­pi­tal Mo­cel, a don­de fue tras­la­da­do a bor­do del he­li­cóp­te­ro 2XC-CNR del Agru­pa­mien­to Cón­do­res.

El agen­te pre­ven­ti­vo fa­lle­ci­do fue iden­ti­fi­ca­do por las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les co­mo Jai­me Pe­ña Bau­tis­ta, quien con­ta­ba con 32 años de edad, quien re­ci­bió sie­te ba­la­zos, de ellos 4 en la ca­be­za y 3 en el pe­cho, pe­ro no mu­rió si­no has­ta los pri­me­ros mi­nu­tos de ayer, ya que la agre­sión su­ce­dió muy cer­ca de la me­dia­no­che del jue­ves.

En tan­to, su com­pa­ñe­ro y tam­bién tri­pu­lan­te de la pa­tru­lla nú­me­ro P-51-09, lla­ma­do En­ri­que Agui­lar Me­za, de 35 años de edad, re­ci­bió 6 ba­la­zos, dos de ellos en el pe­cho, dos más en el bra­zo de­re­cho, y otros dos en la pier­na de­re­cha, por lo cual fue ope­ra­do de ur­gen­cia en el hos­pi­tal se­ña­la­do, don­de los ga­le­nos le da­ban es­pe­ran­zas de so­bre­vi­vir a esa bru­tal agre­sión.

Es­tos he­chos ha­blan de LA VIOLENCIA EXTREMA

que uti­li­zan al­gu­nos de­lin­cuen­tes de la ca­pi­tal, y de acuer­do con los re­por­tes ini­cia­les del ca­so, las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les se­ña­la­ron que esos po­li­cías ha­bían arres­ta­do a un lim­pia­pa­ra­bri­sas so­bre la Cal­za­da Ig­na­cio Za­ra­go­za, ya que esa ac­ti­vi­dad es­tá san­cio­na­da por la ley, por lo cual lo tras­la­da­ron an­te el ti­tu­lar del Juz­ga­do Cí­vi­co 31, de la Coor­di­na­ción Te­rri­to­rial IZP-6, el li­cen­cia­do Da­vid Ji­mé­nez Ar­men­ta, quien se­gún los re­por­tes, ape­nas se re­ti­ra­ron los uni­for­ma­dos de­jó en li­ber­tad al pos­te­rior­men­te ho­mi­ci­da que ha­bía di­cho lla­mar­se Willy Díaz So­to, pues se­gún di­jo el mis­mo ser­vi­dor pú­bli­co, no ha­bía ra­zón pa­ra en­ce­rrar­lo, pues no ha­bía par­te acu­sa­do­ra.

Más tar­de, apro­xi­ma­da­men­te a las 23:15 ho­ras del jue­ves, los po­li­cías cir­cu­la­ban en su pa­tru­lla en el cru­ce de la Ave­ni­da Juan Cri­sós­to­mo Bo­ni­lla, a la al­tu­ra de la ca­lle Jo­sé Ma­ría Pa­rás, cer­ca de la Cal­za­da Ig­na­cio Za­ra­go­za, cuan­do dos su­je­tos que via­ja­ban en una mo­to­ne­ta ro­ja se les em­pa­re­ja­ron, y uno de los su­je­tos que era el mis­mo fra­ne­le­ro, sa­có a re­lu­cir una pis­to­la de grue­so ca­li­bre y les dis­pa­ró a am­bos uni­for­ma­dos sin dar­les tiem­po de na­da, ni sa­car su ar­ma de car­go pa­ra re­pe­ler la agre­sión, lo cual in­di­ca que la agre­sión fue con to­da trai­ción.

Ca­be se­ña­lar que la agre­sión se rea­li­zó del la­do de la por­te­zue­la de­re­cha, por eso las ba­las pe­ne­tra­ron los cuer­pos de los uni­for­ma­dos por ese la­do, y el po­li­cía En­ri­que Agui­lar to­da­vía tu­vo tiem­po de pe­dir au­xi­lio a tra­vés del equi­po de co­mu­ni­ca­ción de su pa­tru­lla, di­jo que les ha­bían dis­pa­ra­do.
Eso pro­vo­có la rá­pi­da mo­vi­li­za­ción de los ele­men­tos de to­da la de­mar­ca­ción, así co­mo de los cuer­pos de so­co­rro, y por cir­cu­lar cer­ca del lu­gar, en cues­tión de mi­nu­tos lle­gó al lu­gar la uni­dad nú­me­ro RM 107 de Res­ca­te Mu­ni­ci­pal de Ne­za­hual­có­yotl, quie­nes tras­la­da­ron a los dos po­li­cías a la Clí­ni­ca 25 del IMSS.

Aún cons­cien­te, el po­li­cía En­ri­que Agui­lar Me­za le di­jo a sus com­pa­ñe­ros que ha­bía re­co­no­ci­do al agre­sor, que era el mis­mo su­je­to que ha­bían lle­va­do al Juz­ga­do Cí­vi­co por de­di­car­se a lim­pia­pa­ra­bri­sas, cu­yo pre­sun­to nom­bre de Willy Díaz So­to, de 30 años de edad, es­ta­ba en su ho­ja de no­ve­da­des.

Fi­nal­men­te, ca­be aña­dir que por esos he­chos las au­to­ri­da­des de la agen­cia 44 del mi­nis­te­rio pú­bli­co ini­cia­ron la ave­ri­gua­ción pre­via FIZ­P/IZP-6/T-III/3342/09-09, por el de­li­to de ho­mi­ci­dio y lo que re­sul­te, en tan­to los agen­tes de la po­li­cía ju­di­cial in­for­ma­ron que el agre­sor pro­por­cio­nó al juez ca­li­fi­ca­dor una di­rec­ción fal­sa, pe­ro ya ras­trean to­da la zo­na en bus­ca del agre­sor, cu­ya pe­li­gro­si­dad es con­si­de­ra­da ex­tre­ma, se to­man las pre­cau­cio­nes pa­ra otro even­tual en­fren­ta­mien­to si es de­tec­ta­do, es­ti­man los de­tec­ti­ves que ya lo ras­trean.

DIOS ES MI ABOGADO


¡Dios, mi abogado!

PALABRAS DEL AEROPIRATA CONTEMPORÁNEO DE LA CIUDAD DE MÉXICO.

¿Ácaso se trata de un individuo con tintes misioneros y de rasgos esquizotímicos o es el nuevo mesías distractor mediático del gobierno en turno?


¿víctima o victimario?
Con información tomada de la
La Prensa.


12 de septiembre de 2009

Y del Reportero Gráfico:
Abel Mar­tí­nez y Ga­briel Zen­de­jas.


"Ten­go un abo­ga­do par­ti­cu­lar y se lla­ma Je­su­cris­to", con­ven­ci­do de sus pa­la­bras y con la cer­te­za de que se­rá su re­pre­sen­tan­te le­gal, ex­pre­só Jos­mar Flo­res Pe­rei­ra, pre­di­ca­dor bo­li­via­no que se­cues­tró un avión de Ae­ro­mé­xi­co, le­jos de mos­trar te­mor por pi­sar la cár­cel ad­vir­tió que no se arre­pen­tía de los ac­tos que co­me­tió, ya que si Dios no le hu­bie­ra otor­ga­do cier­tos do­nes nun­ca lo hu­bie­ra rea­li­za­do.


Fue al fi­lo de las 12:00 ho­ras, cuan­do el pre­di­ca­dor bo­li­via­no em­pren­dió su ca­mi­no rum­bo al Re­clu­so­rio Pre­ven­ti­vo Orien­te.


An­tes de in­gre­sar a ese cen­tro pe­ni­ten­cia­rio exis­tía la ver­sión de que va­rios reos se opo­nían al in­gre­so del fa­ná­ti­co re­li­gio­so, ya que al­gu­nos in­ter­nos lo ca­li­fi­ca­ron co­mo un lo­co pe­li­gro­so y so­li­ci­ta­ban que me­jor fue­ra tras­la­da­do a un hos­pi­tal psi­quiá­tri­co.


An­tes de aban­do­nar las ins­ta­la­cio­nes de la PGR, el pas­tor to­da­vía tu­vo tiem­po de abun­dar so­bre la ac­ción que rea­li­zó ba­jo la en­co­mien­da del crea­dor.


"Por­que es­tá Dios en me­dio, no fue al­go que la fal­ta de pre­pa­ra­ción, si Dios no me hu­bie­ra da­do la sa­bi­du­ría nun­ca lo hu­bie­ra he­cho; lo más glo­rio­so que yo que­ría anun­ciar, nun­ca fue mi in­ten­ción ha­cer da­ño, si­no ha­cer­les un fa­vor", en­fa­ti­zó el pre­di­ca­dor.


Di­jo, que nun­ca fue su in­ten­ción aten­tar con­tra la in­te­gri­dad fí­si­ca de los pa­sa­je­ros por­que: "yo ten­go fe y ten­go fe en que Dios no lo hu­bie­ra he­cho, nun­ca pen­sé que me iba a fal­tar el va­lor, por­que es­to no lo hi­ce yo por ser muy va­lien­te, por ser muy in­te­li­gen­te­... yo di­go es­to pa­ra que no cues­tio­nen a las au­to­ri­da­des de Can­cún".


Fue más allá tras afir­mar: "la au­to­ri­dad me­xi­ca­na en se­gu­ri­dad es la me­jor del mun­do", sin de­jar de mos­trar su am­plia son­ri­sa an­te las au­to­ri­da­des.


Su gran fe le hi­zo de­cla­rar: "ten­go un abo­ga­do par­ti­cu­lar y se lla­ma Je­su­cris­to, pe­ro yo sé que él va a pro­veer pa­ra mí un abo­ga­do me­jor, pues­to por Dios", sin in­mu­tar­se re­fi­rió an­te los re­por­te­ros que cu­brie­ron su tras­la­do al cen­tro pe­ni­ten­cia­rio.


Lue­go de ca­si dos ho­ras, fi­nal­men­te in­gre­só por la zo­na de adua­nas don­de fue so­me­ti­do a un exa­men mé­di­co pa­ra lue­go ser tras­la­da­do a una de las cel­das, no sin an­tes cam­biar­se de ro­pa y por­tar el uni­for­me de los in­ter­nos pa­ra su fi­cha de iden­ti­dad e in­gre­so.

lunes, 7 de septiembre de 2009

AGRESOR SERIAL DEL ÁCIDO EN HONK KONG.CHINA.


Arrojan ácido a peatones

Las víc­ti­mas fue­ron trans­por­ta­das en am­bu­lan­cias, con ven­das en la ca­be­za, a cau­sa de las que­ma­du­ras por el áci­do.

La Prensa
7 de septiembre de 2009

HONG KONG, 6 de sep­tiem­bre (OEM-AP).- Un hom­bre arro­jó áci­do hoy con­tra pea­to­nes que pa­sa­ban por una po­bla­da zo­na co­mer­cial de Hong Kong, pro­vo­can­do que­ma­du­ras a 11 per­so­nas en el cuar­to ata­que de es­te ti­po en la zo­na en un año.

Es­ce­nas de te­le­vi­sión mos­tra­ron a dos víc­ti­mas que eran trans­por­ta­das en am­bu­lan­cias, con ven­das en la ca­be­za.El vo­ce­ro po­li­cial Chau Yau-fai di­jo que el ata­can­te, un hom­bre de 28 años de edad que fue arres­ta­do en las cercanías, di­ri­gió su em­bes­ti­da ha­cia una pa­re­ja que pa­sea­ba por la zo­na co­mer­cial de Mong Kok pe­ro que tam­bién hi­rió a nue­ve per­so­nas más en el ca­mi­no.

La pa­re­ja pe­leó con el hom­bre an­tes del ata­que, di­jo la asis­ten­te del co­man­dan­te del dis­tri­to, An­ge­la Ng.

El in­ci­den­te de hoy no es­tá re­la­cionado con otros si­mi­la­res que co­men­za­ron en di­ciem­bre del año pa­sa­do y que oca­sio­na­ron que­ma­du­ras a 100 per­so­nas, di­jo Chau.

En esos ata­ques, el áci­do fue lan­za­do apa­ren­te­men­te des­de cons­truc­cio­nes cer­ca­nas. Na­die fue arres­ta­do en esas opor­tu­ni­da­des.Mong Kok, que sig­ni­fi­ca "es­qui­na con­cu­rri­da" en chi­no, es un área muy po­bla­da de Kow­loon, en fren­te del puer­to de la is­la Hong Kong, con es­tre­chas ca­lles lle­nas de ven­de­do­res y tien­das.